perjantai 21. maaliskuuta 2014

Volviendo a los inicios

Lectores!
Siempre hablo de Finlandia, consciente o inconscientemente pero siempre hablo de dicho país. Una noche de insomnio en Valencia, en el piso donde vivo entre semana, estuve dandole vueltas a todo como casi siempre que no puedo dormir o algo me lo impide. La cosa es que llegué a una conclusión y no es otra que: Vine a España para hacer el máster y cuando lo terminase, volver a Finlandia. Y a eso llegué, a que mi destino siempre ha estado ligado de ese país nórdico, puedo disimularlo, engañarme, pero solo alargaría más la mentira que me daría.

Este máster me esta ayudando a seguir conociendome más, conociendo la ruta de una vida llena de intriga, como todas. Un futuro incierto, pero se que el trabajo de fin de máster me ayudará, tanto para el futuro laboral allí como aquí porque ¿que mejor que hacer un trabajo de mis dos pasiones ? exacto. Finlandia y D.V, aunque el año que viene ya profundizaré más acerca de ello, de todos modos ya ando investigando y leyendo.

He de decir que me encanta dicho máster en educación especial, porque es lo que busqué en la carrera pero no recibí formación sobre esta rama a la que se supone podíamos optar en el futuro, pero en estos momentos ya se podría decir que estoy formandome para ser una especialista en educación especial y por lo tanto en todo lo relacionado con personas en diversidad funcional.

Los inicios de este blog y de los años anteriores a éste eran ni más ni menos relacionados con Finlandia y aunque desde aquel tiempo ha llovido mucho, es algo que permanece intacto, cuando vuelva creo que tendré más posibilidades de encontrar trabajo de lo mío, ya que dicho máster es europeo.

He de decir además, que estoy inspirada para la novela, así que creo que solo termine esta semana de "vacaciones" y tenga los trabajos "gordos" avanzados, voy a ir poniendome un horario tanto de escritura como de perfeccionamiento de finés y braille. Mis dos idiomas favoritos y que amo.

Se podría decir que voy remontando después de un bache o unos cuantos seguidos, pero el hecho de haber encontrado el rumbo de nuevo, tanto en el ámbito académico como de escritura (el segundo menos importante pero con su peso) pues poco a poco se va saliendo, al menos desde esas perspectivas.
Otra noticia a decir es que encontré los viejos proyectos de novelas en un carpesano aunque he vuelto a perder una que era de suma importancia, pero se que la encontraré.Estoy contenta en ese aspecto porque al menos voy organizandome la novela fuerte, en la que he estado estancada (culpa del máster y Finlandia/Trabajo) pero que esta vez me organizaré y me pondré a ella, no por algo debe estar terminada en noviembre de este año, aunque creo que alargaré la fecha dependiendo de como la avance.

La escritura para mí siempre ha sido una vía de escape, un apoyo, una manera de ser...es como cuando me dijeron al inicio de carrera que " para estudiar esto o lo eres de vocacion o nada" y es cierto, educadores sociales, así como otras profesiones hay muchas pero se ha de tener en cuenta que se trabaja con las personas en situaciones delicadas, todo por su bien, ya se entiende. Pues en la escritura igual, se lleva en el alma. Escritores del alma.

Volviendo al tema principal de dicha entrada, Finlandia vuelve a latir en mi corazón, ruge enjaulada, grita encarcelada en mi interior después de tiempo en silencio. Suomi es mi sino. Volveré a ella, regresaré a mis tierras frías, pero con dos libros bajo el brajo: Palabras de rebelión y Un mundo de sonidos. Mis dos obras.


Ei kommentteja:

Lähetä kommentti